La Vejez en los Perros

La vejez en los perros

Al igual que algunas personas  durante su proceso de envejecimiento, los perros (y gatos) de la tercera edad pueden experimentar algunos de los mismos signos de envejecimiento: canas, disminución de la vista y el oído, artritis y problemas generales de salud.

Aprenda más sobre qué esperar y cómo ayudar a su perro a navegar a través de sus años dorados.

 

¿Qué es la vejez en los perros?

El refrán “un año humano equivale a siete años de perro” no es exacto. Por ejemplo, los perros de razas grandes como el Gran Danés se consideran mayores a los 6 o 7 años de edad, mientras que las razas pequeñas como los caniches de juguete no se consideran mayores hasta la adolescencia. Se sabe que los caniches han llegado a vivir hasta los 20 años de edad. Algunos estudios sugieren que ciertas razas sobreviven a otras.

Para ver qué tan viejos son los perros de diferentes tamaños y razas en años humanos, una herramienta como una calculadora de edad de perros puede ayudar. Pero como regla general, si su mascota tiene 7 años o más,puedes considérarla un perro de mediana edad o de la tercera edad.

En este punto, una consulta con tu veterinario es con el fin de determinar el mejor régimen de atención médica para tu perro a medida que envejece. En el caso de los perros de razas más pequeñas, el veterinario puede decidir esperar un par de años antes de realizar cualquier control geriátrico.

 

Signos comunes de la vejez

Cada perro, como cada humano, es diferente. Un perro que envejece puede experimentar cambios en su comportamiento, problemas de dominio o incluso agresividad. Estos cambios sociales suelen ser el resultado de los signos externos de los año en un perro o pueden ser el resultado de la demencia, el dolor debilitante o los factores relacionados con el empeoramiento de la vista o la audición. Estos son algunos signos físicos generales a tener en cuenta y algunas formas de ayudar a su perro a adaptarse a la vejez.

 

tratar-a-un-perro-en-la-vejez

Disminución de la velocidad, artritis o pérdida muscular

Puedes notar que tu perro ha estado disminuyendo la velocidad motriz con el envejecimiento. Esto no siempre es así, pero busca cambios sutiles en la forma en que tu perro se levanta, se acuesta y usa las escaleras. ¿Hay alguna duda o rigidez? ¿Un cambio en el clima (lluvioso o frío) lo empeora?

La artritis es común en los perros a medida que envejecen, especialmente en las razas grandes, y puede ocurrir en cualquier articulación, más comúnmente en las patas, el cuello o la columna vertebral. Hay muchos medicamentos diferentes disponibles para ayudar a aliviar el malestar de la artritis. Debes llevar al perro a ver al veterinario si notas estos signos de ralentización.

La pérdida leve de masa muscular, especialmente en las piernas traseras, también puede ocurrir con la vejez. Algo de atrofia muscular, especialmente la cabeza y los músculos del vientre, puede significar enfermedades como la miositis masticatoria y la enfermedad de Cushing. Asegúrate de que tu veterinario lo compruebe si se observa alguna pérdida muscular.

Algunas maneras de ayudar a tu perro durante este período puede ser a través de medicamentos recomendados por el veterinario para el control del dolor o ayudas físicas como rampas y arneses de elevación.

 

Hipotiroidismo

Otra causa potencial de ralentización es el hipotiroidismo, un trastorno endocrino común en los perros. Esta afección se diagnostica fácilmente y puede ser tratada médicamente con la atención veterinaria adecuada.

Encanecimiento alrededor de la cara

Los perros pueden empezar a volverse prematuramente grises a una edad temprana, pero la mayoría de los perros suelen mostrar un poco de gris a partir de la mediana edad, alrededor de la edad de 5 a 6 años.

 

Audición reducida

¿Es difícil que tu perro se despierte después de haber dormido o se asusta fácilmente si te acercas por detrás? La pérdida de audición o la sordera pueden ser las causas. No hay mucho que se pueda hacer para la pérdida de audición relacionada con la edad, pero primero se debe realizar un examen veterinario para descartar otros problemas médicos, como una infección, crecimiento o cuerpo extraño en el oído.

Si tu perro tiene pérdida de audición, ten especial cuidado para protegerlo de los peligros, como los coches y los niños, que pueden no oír. Los perros aprenden y se adaptan bien a las señales de mano para venir, quedarse, sentarse, etc. Por esta razón, es una buena idea “entrenar” a tu perro a una edad temprana para que reconozca las señales básicas de las manos.

como-ayudar-a-mi-perro-en-la-vejezOjos nublados o azules

A medida que envejecen, los ojos de un perro suelen mostrar una neblina azulada y transparente en el área de la pupila. Este es un efecto normal del envejecimiento, y el término médico para ello es esclerosis lenticular. La visión no parece estar afectada.

 

La esclerosis lenticular no debe confundirse con las cataratas, que son blancas y opacas. Al igual que las personas, la visión de un perro puede verse afectada por las cataratas, por lo que debe consultar a su veterinario. Al igual que con la pérdida de audición, esté muy atento cuando tu perro esté cerca de un coche u otros peligros que no pueda ver.

Si sospechas que tu mascota está enferma, llama a tu veterinario inmediatamente. Para preguntas relacionadas con la salud, siempre consulta a su veterinario, ya que ellos han examinado a tu mascota, conocen su historial de salud y pueden hacer las mejores recomendaciones para tu mascota.

También puedes leer mi post sobre una los Puntos Calientes en los Perros !